viernes, 8 de junio de 2012

Resonancia







En una ceremonia que dura todo un día, los habitantes del atolón Addu soplan enormes caracolas cónicas. Después, aliviados, comienzan otro año de silencio. Es que con esa música que el viento aleja se van las penas, dicen.

Llamativamente, las ballenas de breve cauda de aquel mar insular tienen el canto más triste y melancólico del mundo.







2do.Premio compartido en Concurso mes de mayo en la Marina de Ficticia. Jurado: María Elena Lorenzín.


Imagen tomada de la red

14 comentarios:

  1. Un micro de clima evanescente, narrado en prosa pausada y reflexiva. Destaca, Mónica, el tono ajustado a la sensibilidad que trasnmite el relato.

    Excelente relato.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues qué hermoso comentario el tuyo, Pedro. Muchas gracias.
      Un abrazo fuerte.

      Eliminar
  2. Cuando unos alejan las penas, otros parece que las recojan.

    Buen micro de contrastes.

    Abrazos dobles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La interrelación de los seres vivos que le dicen...
      Gracias por la lectura y el comentario, Lola.
      Un abrazo fuerte.

      Eliminar
  3. el canto de las ballenas que linda evocacion!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasar y dejar tu palabra, Ale.
      Abrazo fuerte.

      Eliminar
  4. ME ENCANTÓ MÓNICA TU REFLEXIÓN DE CARACOLES Y BALLENAS. ES LA PRIMERA VEZ QUE VISITO TU BLOG. SÉ QUE ERES UNA GRAN AMIGA. ME LO DICE EL CORAZÓN.

    UN ABRAZO Y QUE SIGAS ESCRIBIENDO TAN BONITO.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida/o y muchas gracias por tan lindos conceptos. Lástima que no hayas firmado el comentario así no me quedaba con la intriga.
      Espero que regreses pronto y un abrazo fuerte.

      Eliminar
  5. Un micro con la resonancia de la poesía.
    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias, Giselle, por pasar y dejar tu comentario.
    Abrazo fuerte

    ResponderEliminar
  7. ¡Qué bellas y tristes imágenes, Mónica! Pienso en quién recogerá el canto de las ballenas...
    Abrazos, amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que nadie, Claudia. Muchas gracias por tus palabras. Abrazo fuerte.

      Eliminar
  8. WOW! que belleza de post. que poeticos los habitantes del atolon pero a lavez que sensibilidad la de las ballenas. todos estamos unidos en este universo. quede plop!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Connie, recién advierto tu comentario. Muchas gracias por pasar, y me alegro que te haya gustado el micro. Un abrazo.

      Eliminar

¡Bienvenidos los comentarios!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...